lunes, 5 de agosto de 2013

María Guadalupe Cuenca de Moreno (1790-1854)


"Romance de patria y fuego"
Dedicada a María Guadalupe Cuenca
(Letra: Martín Sardella / Música: Ricardo Pereyra)



HISTORIA DE LA CANCION:
Mariano Moreno llegó a la ciudad de Chuquisaca (actual Bolivia) en 1799 recomendado para estudiar Teología y con el deseo de muchos de sus maestros a seguir el camino religioso, aunque finalmente se inclinará por estudiar Leyes. En 1804, durante un paseo por las calles de la ciudad, le llamó la atención el retrato de una muchachita en la vidriera de una tienda. Muy intrigado le preguntó al dueño del negocio si sabía quién era la retratada. Con los datos que obtuvo comenzó la búsqueda hasta finalmente dar con ella: se trataba de María Guadalupe Cuenca, una adolescente de 14 años nacida en Charcas, a quien sus padres la habían destinado a ser monja. El enamoramiento fue mutuo y se casaron a los pocos meses. En 1805 nació Mariano, el único hijo de la pareja. Ese mismo año se instalaron en Buenos Aires. El 25 de mayo 1810 se produjo la Revolución de Mayo, siendo Moreno uno de sus más fervientes protagonistas, aunque unos meses después —por diferencias con Cornelio Saavedra, presidente de la Junta— decidió aceptar una misión diplomática a Londres. Partió el 24 de enero de 1811 junto a Tomás Guido y su hermano Manuel en la fragata Fame. El último día de febrero, después de varios días de sentirse mal, el capitán del buque le suministró una sobredosis de tártaro emético que le produjo la muerte el 4 de marzo. «¡Viva la patria, aunque yo perezca!», fueron sus últimas palabras. Su cuerpo fue arrojado al mar.
Mientras tanto, desde Buenos Aires y sin saber lo que había ocurrido, María Guadalupe le escribió numerosas cartas, relatándole los sucesos que se producían en Buenos Aires en su ausencia y suplicándole que no se olvide de ella y de su hijito; unos meses después las recibió todas juntas, cerradas, con la triste noticia de que su querido esposo había muerto.


domingo, 4 de agosto de 2013

Carta de María Guadalupe dirigida a su esposo. 14 de marzo de 1811


TRANSCRIPCION:
Bs.As., 14 de marzo de 1811.
Mi querido y estimado dueño de mi corazon me alegrare que lo pases bien y qe al recivo de esta estés ya en tu gran casa con comodidad y qe Dios te dé acierto en tus empresas; tu hijo y toda tu familia quéda bueno pero yo con muchas fluctuaciones y el dolor en las costillas qe no se me quita y cada vez va a más; estoy en cura, me asiste Argerich, se me aumentan mis males al verme sin vos y de pensar morirme sin verte y sin tu amable compania, todo me fastidia, todo me entristece, las bromas de Micaela me enternecen pr qe tengo el corazón más pa llorar qe pa reír, y asi mi querido Moreno, si no te perjudicas procura benirte lo más pronto qe puedas ó si no aseme llevar pr qe sin vos no puedo vivir, la casa me parese sin gente, no tengo gusto para nada de conciderar qe estés enfermo ó triste sin tener tu muger y tu hijo qe te consuelen y participen de tus disgustos; ¿ó quisás ya abres encontrado alguna ynglesa qe ocupe mi lugar? no aga eso Moreno, cuando te tiente alguna inglesa acordate qe tenés una muger fiel a quien ofendés después de Dios: El inglés qe bino con Dn Alejandro dias antes qe te embarcaras bino anteayer y me dijo qe si queria escrivirte, y sin embargo de aberte escrito hace ocho días te buelbo a escribir pues no me queda otro consuelo y no te enojes de qe te caliente la cabesa con mis cartas, no dejes de escrivirme en cuanto barco salga y abisarme todo, ya basta de guardar secretos de tu muger. Fr Cayetano no te escrive pr qe anda muy ocupado, lo han echo Provincial . Peña ya se recivió. Bustamante ya bino y Agrelo me ago cargo qe estará muerto de envidia de ver qe se le ha escapado el ser fiscal. Todos los dias nos asustan con Elío, dicen qe biene a bombear; en la otra banda se han levantado contra los de montevideo, salió haora dias Moldes con 600 hombres a la otra banda, Vieites á salido a comición no se sabe donde. Bustamante estubo a verme y todos tus amigos a ofrecérseme. El cuarto está sin alquilar hase un mes, la negra grande esta echa un monstruo de ese empeine en la cara; no ay quien la compre boy a ver si la puedo bolber, me dicen qe es lepra, el médico dice qe es un empeine terrible, el negro va vien, la negra chica siempre perversa, no la vendo todavia de miedo de qe me toque otra peor; nuestro hijo sigue en la escuela, siempre flaquito, le há dado en cara el vino y sólo cuando le digo qe tome a tu salud lo toma. Te resa al lebantarse y al acostarse y me dice mi madre todo lo qe reso en la escuela lo ofresco para mi padre, y el modo de ofrecer es diciendo estas oraciones: te ofrezco pr qe le des buen viaje y lo traigas pronto: darás expreciones a Manuel de y qe te cuide; recivan los dos muchas expreciones de tu madre tus hermanas Marianito y la Marzela y toda la familia y hace lo qe tu madre te dice del cumplimiento de Iglecia, y Dios te dé muchos años de vida y salud para el consuelo, amparo y bien de ésta tu desconsolada esposa

Maria Guadalupe Moreno.